Amanecer en el Embalse de Santillana. Sierra de Guadarrama. Madrid. España.

Descubriendo la naturaleza a través de las aves….

17 de octubre de 2021

El peculiar Avemartillo

El Avemartillo​ (Scopus umbretta) habita en los ríos y humedales del África subsahariana. Mide hasta 55 cm de largo y pesa hasta 470 gramos. Se caracteriza por hacer el nido más grande de todas las aves. Lo construye con una cavidad interior haciendo una gran masa de ramas, a la que va añadiendo material durante todo el año. (1)



Los observamos sin dificultad en nuestro viaje a Kenia. Tanto en el Lago Naivasha, como en el Masái Mara.


Debe su nombre a la forma de su cabeza, tiene un pico largo y una prominente cresta detrás de la cabeza. Su pico acaba en un gancho y es largo. Tiene los dedos palmeados. El plumaje es de color marrón. Tiene una cola corta y unas alas redondeadas y grandes en relación a su cuerpo.

Es sedentaria y ocupa un territorio definido. Las encuentras e muchos hábitats: sabana, bosques, selvas, charcas, estuarios y riberas. Normalmente viven cerca del agua.



Se alimenta principalmente de ranas, pero también de salamandras, renacuajos, peces e invertebrados. Cazan en solitario o en pareja, merodeando por aguas someras. Cuando caza, puede hacerlo quieta o desplazándose lentamente. Utiliza sus patas a modo de rastrillo y nivelan las alas para sorprender a sus presas. (1)

14 de octubre de 2021

El Masái Mara. Interpretación en blanco y negro (IV)

 En las entradas anteriores de esta serie: El Masái Mara. Interpretación en blanco y negro (I), (II) y (III), iniciamos un recorrido fotográfico por los diferentes animales que habíamos observado en nuestra reciente visita al Masái Mara, en esta y en posteriores entradas recorreremos, con imágenes en blanco y negro, este enclave típico de la sabana africana. Empezamos por los llamados "Cinco Grandes", con el León y el Elefante. Seguimos con el Rinoceronte negro y el Búfalo africano o cafre y en esta entrada, el último de los grandes, el Leopardo.

Los cinco grandes

El Leopardo 

El Leopardo (Panthera pardus) es uno de los grandes félidos más adaptables. Habita en todo tipo de hábitats, siempre que tenga un lugar donde esconderse y existan suficientes presas para sobrevivir; se encuentra presente en bosques y selvas, en las sabanas, en los sembrados y en lugares rocosos, e incluso en desiertos. En algunos hábitats, el leopardo desarrolla formas para evadir a otros depredadores mayores o más numerosos, como es el caso del león y las hienas. Realmente, el único factor que limita al leopardo son los humanos.(1)

En el Masái Mara pudimos observar varios ejemplares adaptados a la sabana. 


Tiene una silueta bastante maciza, con la cabeza redonda y la cola larga y fina. Sus patas son potentes, con cuatro dedos en las posteriores y cinco en las anteriores, siendo todas sus garras retráctiles.​ Alcanzan de 91 cm a 1,91 m de longitud, más la cola que mide de 58 a 110 cm y una altura en la cruz de 45 a 78 cm.​ Los machos adultos llegan a pesar entre 37 y 90 kg, y las hembras de 28 a 60 kg.(1)


Cazan preferentemente por la noche y acostumbran a pasar el día durmiendo entre la vegetación o sobre la rama de un árbol al que trepan con agilidad. Son animales solitarios excepto en época de reproducción.

A continuación reproducimos algunas fotos, las de un macho y una hembra con su cría, esta tenia casi  un año pero permanecía con la madre:

12 de octubre de 2021

El Masái Mara. Interpretación en blanco y negro (III)

En las entradas anteriores de esta serie: El Masái Mara. Interpretación en blanco y negro (I) y (II), iniciamos un recorrido fotográfico por los diferentes animales que habíamos observado en nuestra reciente visita al Masái Mara, en esta y en posteriores entradas recorreremos, con imágenes en blanco y negro, este enclave típico de la sabana africana. Empezamos por los llamados "Cinco Grandes", con el León y el Elefante. Hoy traemos el Rinoceronte negro y el Búfalo africano o cafre.

8 de octubre de 2021

El Secretario, el ave más elegante de la sabana

Durante nuestro viaje a Kenia, pudimos observar a varias parejas de Secretario (Sagittarius serpentarius), algunas, ya iniciando la construcción de su nido. Las imágenes que incluimos en esta entrada, son del Masái Mara.


Su nombre viene de su peculiar librea, gris y con las patas negras, como llevaban los secretarios británicos de hace siglos. En la parte posterior de la cabeza tiene su rasgo más llamativo, un copete de largas plumas .
Es una de las rapaces más características de toda la fauna africana y sin duda la más elegante por su aspecto. Es de gran tamaño, aproximadamente un metro de alzada y de hábitos semiterrestres. Se distingue del resto de rapaces por cazar en el suelo y no desde el aire.



​Posee unas patas largas y muy fuertes, y cubiertas con duras escamas, y con una garras cortas pero fuertes y poderosas. Tiene una cola larga y delgada. Su cuello es largo, y la forma de su cabeza es muy parecida a la de un águila: pequeña, con ojos atractivos y un pico arqueado. Además, tiene unas atractivas y largas pestañas.



Recorre a zancadas por las hierbas, a la búsqueda de presas que van desde pequeños insectos, como saltamontes, a culebras y mamíferos de pequeño tamaño, a los que ataca golpeándolos con sus largas patas, provistas de cortos dedos y fuertes garras afiladas. El Secretario, aunque es capaz de volar, caza a pie. Algunos días puede caminar hasta 32 kilómetros.

A continuación se reproducen algunas imágenes de esta espectacular y bella ave:

7 de octubre de 2021

El Masái Mara. Interpretación en blanco y negro (II)

En la primera entrada de esta serie: El Masái Mara. Interpretación en blanco y negro (I), iniciamos un recorrido fotográfico por los diferentes animales que habíamos observado en nuestra reciente visita al Masái Mara, en esta y en posteriores entradas recorreremos, con imágenes en blanco y negro,  este enclave típico de la sabana africana.


Los cinco grandes

El Elefante africano

A lo largo de los días de nuestra presencia en la Reserva, observamos varias familias. El Elefante africano de sabana (Loxodonta africana) es el más grande, y aunque sigue estando perseguido en todo África por los beneficios del marfil de sus colmillos, en Kenia y todas sus reservas esta siendo realmente protegido. 


Los machos alcanzan normalmente de 6 a 7,5 m de longitud y de 3,2 a 4 m de altura hasta la cruz; las hembras entre 2,6 y 3 m. Pesan de media unas 6 toneladas, con máximos de 10, los machos adultos, y las hembras entre 2,8 y 4,6,  lo que los convierte en los seres vivos terrestres más grandes del mundo. En su ambiente natural viven entre 40 y 50 años, pues un elefante adulto no tiene enemigos naturales, con excepción del hombre. A partir de los 40 años sus últimos dientes se desgastan y les es imposible comer, y mueren.(1)

Los elefantes africanos de sabana son animales notablemente inteligentes. De hecho, los experimentos sobre el razonamiento y el aprendizaje realizados sobre ellos indican que son de los animales más listos que existen junto con sus primos asiáticos. Esto se debe en buena medida a su gran cerebro, hogar de la famosa «memoria de elefante».(1)


Las manadas están formadas por hembras emparentadas y sus crías de diferentes edades, dirigidas por la hembra de mayor edad, a la que se da el nombre de matriarca. En ocasiones, las acompaña algún macho adulto, pero estos suelen abandonar la manada cuando llegan a la adolescencia y formar bandas con otros animales de su edad, para posteriormente llevar una vida solitaria, acercándose normalmente a las manadas de hembras solamente durante la época de celo. No obstante, los elefantes machos tampoco se alejan en exceso de su familia, y la reconocen perfectamente cuando vuelven a encontrarla.(1)

En el Masái Mara, una de sus preocupaciones es sacar adelante a la descendencia, ante depredadores como el León, en este sentido, pudimos observar los cuidados de la hembras de su juveniles, atentas todo el tiempo para que no se quedarán solas y rodeándolas para su protección. La presencia del macho dominante era espectacular, una mole impresionante y unos colmillos muy generosos.


Reproduzco algunas imágenes de estas observaciones:

6 de octubre de 2021

El Masái Mara. Interpretación en blanco y negro (I)

 He tenido la suerte de poder visitar Kenia y estar varios días recorriendo la Reserva Nacional del Masái Mara. A lo largo de los próximos meses iré publicando algunas imágenes del ingente fondo que me podido traer de esta experiencia.

Los colores de la sabana africana, amarillentos, muchos día con el cielo cubierto, me ha decido a interpretar las imágenes  con el color atenuado y dándole un ligero tono sepia. También publicaré entradas con imágenes en color, pero he querido reflejar esta otra realidad visual, que me acerca a la vivida personalmente y a los colores tan especiales de la sabana africana.

El Masái Mara es una reserva natural nacional situada al sudoeste de Kenia, en el condado de Narok, pegado a la frontera con Tanzania y al Serengueti, en realidad ambos parques solo los separa la frontera física entre los dos países, pues forman una solo unidad en el paisaje y en su biodiversidad. Se llama así porque la tribu masái habita dicha zona en ambas zonas de la frontera y por el río Mara que lo cruza. Me decidí a realizar este viaje por su fauna excepcional, en especial sus aves, pero estas serán motivo de un tratamiento individual en otras entradas.



Voy a ir publicando imágenes, clasificadas por animales, recomiendo verlas ampliadas.

4 de julio de 2021

Los halcones de Eleonora llegan a la meseta castellana

El halcón de Eleonora​ (Falco eleonorae) es una especie de ave falconiforme de la familia Falconidae autóctona del Mediterráneo.

Este halcón de mediano tamaño y aspecto estilizado de 36-42 cm de largo, con una envergadura de 87 a 104 cm., con sus alas largas y puntiagudas, cola larga y cuerpo delgado.

Ejemplar macho morfo claro

Se caracteriza por presentar fases diferentes plumajes independientemente de su sexo. Machos y hembras se diferencian por el tamaño, mayor de las hembras, y por el anillo ocular, amarillo en el macho y grisáceo en la hembra. Los ejemplares adultos de plumaje más claro, morfo claro, se parecen a los alcotanes, con las mejillas blancas y el vientre castaño rayado de negro. Los ejemplares morfo oscuro lucen un plumaje completamente negruzco.

Ejemplar macho morfo oscuro

Ave migratoria, cría en distintos enclaves de la costa magrebí, Cerdeña, Croacia y España (en las islas Canarias, Baleares y Columbretes). Anida en acantilados costeros e islas. Pasan el invierno principalmente en la isla de Madagascar en bosques lluviosos degradados y cultivos cerca de bosques lluviosos vírgenes.

7 de marzo de 2021

Se adelanta la primavera en la Sierra de Madrid

Los Somormujos lavanco inician el ciclo de la vida.


Estos días empiezan las escenas de cortejo por parte de los Somormujo lavanco en el Pantano de Santillana en la sierra madrileña de GuadarramaLa población de esta especie en este pantano ha ido creciendo en los últimos años, hemos llegado a contar por encima de las 200 aves, y es zona de cría ya habitual y permanente que va ampliando la población año tras año.



El somormujo lavanco (Podiceps cristatus) es una especie de ave podicipediforme de la familia Podicipedidae, la mayor y más vistosa de esta. Mide de 46 a 51 cm de largo, con una envergadura alar de entre 59 y 73 cm y un peso de 0,9 a 1,5 kg. Ambos sexos tienen un aspecto similar. Los adultos son inconfundibles en la época reproductiva por la decoración de su cabeza y su largo cuello. El plumaje de reproducción presenta mejillas de color leonado y cresta negra.


8 de enero de 2021

Desde mi ventana

Tengo la suerte de vivir en un pueblo de la sierra de Guadarrama en Madrid, y estar todo el año en contacto con la naturaleza y disfrutar desde mi ventana de un número importante de especies de aves, especialmente en la época de cría, en primavera. 



Me despierto al alba, con el canto de los Estorninos negros, que me confunden cada día, con sus diferentes tonalidades y en ocasiones imitando a pájaros vecinos. Los tengo a mano todo el año, y nunca mejor dicho, porque se sitúan a poco más de unos centímetros de mi mano y anidan en el tejado de mi casa.

Estornino negro
Con las primeras luces de luz, oigo todas las mañanas los cantos de una familia de Cuervos grandes que, con su voz profunda, ronca y metálica, emiten graznidos frecuentes y repetitivos, a modo de saludo amistoso, hasta que deciden irse, para explorar los alrededores en busca de la comida del día, y, ya no volverán hasta la mañana siguiente.


Urraca común
A estos les acompañan las vecinas Urracas comunes, las Grajillas occidentales, en bandos afortunadamente cada vez más grandes, o las apariciones ocasionales entre los árboles: del Rabilargo ibérico, el Arrendajo euroasiático o las parejas de Corneja negra

Cigüeña blanca