Milano negro pescando en Los Arroyos, El Escorial.

14 de agosto de 2019

Hornøya: la isla de las 150.000 aves - Varanger

La isla de Hornøya es una pequeña isla en el mar de Barents, situada en el municipio de Vardø, en Finmark, al norte de la península de Varanger, en Noruega.



Esta deshabitada, las únicas construcciones humanas en Hornøya son un pequeño embarcadero de madera y un faro situado en el punto más elevado de la isla (apenas a 65 metros sobre el nivel del mar). Se accede a ella a través de barco desde el puerto de Vardø. Tiene solo una extensión de 0,4 km².





La colonia de aves marinas de esta isla es la joya de la corona de la península de Varanger, que alberga aproximadamente 150.000 aves marinas de hasta 11 especies reproductoras diferentes, lo que la visita a la isla es una experiencia inolvidable, extremadamente ruidosa, con olores intensos y espectacular para todos los sentidos.






Caminas por la isla junto a miles de parejas que salen a tu encuentro, junto a sus nidos, tienes que apartarlas para pasar, y que posan con todo el descaro ante los objetivos de la cámaras, como si fueran expertas modelos.



Se observan escenas de cortejo, de peleas en busca de pareja o por encontrar el mejor sitio para sus nidos, o por defenderlos. Idas y venidas con materiales de construcción o comida para la pareja o los recién llegados. Escaramuzas de los depredadores....

Esta isla y la vecina Reinøya, constituyen una Reserva natural, y es una de las más importantes áreas de cría de aves marinas, con cerca de 75.000 parejas nidificantes de diversas especies.






El acantilado de aves está dominado por Araos comunes, Gaviota tridáctila, Gaviota argéntea, Frailecillo atlántico y Alca común. También les acompañan , alrededor de 500 parejas de Araos de Brünnich, que se reproducen en los acantilados más empinados,  para estar a salvo de los depredadores, y también se pueden ver ejemplares a Araos aliblancos....



Arao común
Alca común
Cormorán moñudo
Frailecillo atlántico
Gaviota argéntea
Gavión atlántico
Durante la temporada de reproducción, los Pigargo europeo y Halcón gerifalte se acercan a la isla a cazar las aves en el acantilado. Los Cuervos grandes y algún Gavión atlántico se afanan por hacerse con los huevos o con algún pequeñín despistado.




Pigargo europeo
A continuación público algunas de las casi mil imágenes que pude obtener en mi visita a la isla.

Los Frailecillos atánticos se reproducen dentro de madrigueras en las laderas cubiertas de hierba de la isla y en las zonas verdes de los acantilados. Cada pareja se aparea de por vida. Después de un invierno en el mar, los frailecillos regresan a la isla en marzo, y las parejas se reúnen y crían en el nido del años anterior. Hacer los nidos en estas madrigueras ponen a salvo sus huevos y pollos de los depredadores. Las peleas a menudo, muy intensas, estallan entre los frailecillos por conseguir los mejores lugares de anidación.





























El Arao común es el ave más numerosa en Hornøya. Aunque torpe en tierra, y no especialmente elegante en vuelo, bajo el agua es donde sobresalen. Usando sus alas como aletas, los araos se deslizan por el agua para cazar peces. Se alimentan principalmente de capelán, arenque y bacalao joven, comida común al resto de las marinas de la zona y muy abundantes en el rico mar de Barents.















El Cormorán moñudo es otro de los grandes protagonistas de la isla. Alrededor de 1500 parejas se reproducen en esta. Anidan en la parte baja del acantilado, construyendo nidos básicos de palos y algas. Se reproducen bastante cerca de los caminos, y emiten permanentemente sonidos roncos y guturales.

















El Alca común cría en las grietas del acantilado, cazan peces en sus inmersiones submarinas, generalmente a 25 metros bajo la superficie.














No hay comentarios:

Publicar un comentario

Descubriendo la naturaleza. Puede comentar sobre las entradas y las fotografías publicadas.